fbpx

¿Qué es el psicotrading?

El psicotrading es el nombre genérico por el que se conoce popularmente como afectan y se aplican los aspectos psicológicos dentro del campo del trading y de los mercados financieros. Esta constituye una de las piezas angulares en la formación del trader.

Invertir en los mercados financieros no es un juego de azar que dependa de la suerte. Sin embargo, en ocasiones mueve las mismas emociones y anula nuestros procesos lógicos y racionales.

La importancia de la gestión emocional en el trading

La inteligencia emocional es vital para el éxito en el trading. Hay ciertos aspectos psicológicos que pueden aparecer al introducirnos en el mercado o, incluso, cuando hemos realizado los trades. Son factores emocionales que nos conducen a adoptar decisiones no racionales que nos encaminan al fracaso. Algunos de ellos son:

1. Percepción subjetiva de la realidad. Nuestras percepciones anteceden a nuestras emociones. Un exceso de carga emocional bloquea nuestra capacidad racional.

2. Motivaciones y expectativas. En ocasiones, sufrimos motivaciones intensas pero fugaces y nuestras expectativas son elevadas y poco realistas. Ajustar nuestros deseos, necesidades y expectativas a la realidad es una de las funciones de la psicología del trading. El objetivo es conseguir que nuestras acciones sean productivas y que lleguemos a ser un buen operador con el tiempo.

3. Sistema de creencias y patrones mentales. En ocasiones, ambos operan en nuestra contra. No siempre la programación con la que cuenta nuestra mente es la más benévola para nosotros. Eliminar esas barreras no solo es posible, sino una urgencia vital para todos nosotros.

Junto a todos estos factores, aparecen las emociones. Algunas de ellas son:

1. Miedo. Es, tal vez, la emoción más primitiva que sentimos. Es muy habitual entre las personas que comienzan a invertir. Se ven embargadas por la incertidumbre y las dudas. Esto es normal y, salvo que se vuelva crónico, suele superarse en poco tiempo. Distinto es el miedo a causa de operaciones fallidas. Hemos sufrido un revés y nos cuesta levantarnos.

2. Avaricia. Esta emoción potencia nuestras posibles pérdidas y contrarresta nuestra capacidad de ser precavidos. Una persona puede tener la avaricia como uno de los rasgos de su personalidad o bien puede sobrevenirle tras varias experiencias exitosas. En estos casos, el sentimiento de que podría haber arriesgado más es recurrente. De ahí la importancia de trabajar estos aspectos.

3. Orgullo. A veces, el orgullo se disfraza de falsa esperanza. Este sentimiento aparece justo en el momento en el que se comienza a generar pérdidas y nos invalida para salvar la situación. Con frecuencia, una retirada a tiempo es una victoria.

4. Indisciplina. Ser inversor profesional proporciona libertad y autonomía: no se tienen jefes y se puede desempeñar en cualquier lugar. Sin embargo, esa mentalidad, en algunas personas, favorece la falta de disciplina y la dedicación.

5. Euforia. Se manifiesta generalmente tras varios éxitos consecutivos. En esas situaciones, puede surgir la creencia de estar de suerte, cuando el trading no es un juego de azar y requiere análisis profundos y decisiones racionales.

Psicotrading para no perder el control

Con el psicotrading actuamos a dos niveles. Por un lado, trabajamos en la reestructuración cognitiva para limitar la percepción subjetiva de la realidad y eliminar los patrones mentales limitantes. Y, por otro, favorecemos la reestructuración emocional y motivacional. Los niveles en los que incidimos ayudan a la resolución de las disonancias cognitivas. También hacen hincapié en reconvertir las motivaciones extrínsecas en intrínsecas con el fin de alcanzar los objetivos inicialmente propuestos. Asimismo, dan valor al aprendizaje de nuevas destrezas y hábitos e incluirlos en nuestro plan de trading. CEEFI International Business School es una prestigiosa escuela que trata todos los aspectos necesarios para la excelencia en la formación de los inversores profesionales.

Leave a Reply